¿La antigüedad como criterio de selección?

3 comentarios

Tras la lectura del nuevo Decreto Ley por el que se aprueba el Programa Emple@30+, vuelvo a plantearme si el criterio de “antigüedad” realmente es el más idóneo para realizar una selección desde un organismo público.

SplitShire_IMG_9142

¿Realmente el/la demandante de empleo que lleva más tiempo desempleado debe tener preferencia para acceder a un empleo?

No me gustaría que se malinterpretaran mis palabras en un tema tan delicado.  Es totalmente cierto que hay muchas personas que llevan mucho tiempo buscando empleo y no encuentran nada… mujeres y hombres que mueven cielo y tierra por llevar un salario a su casa y un programa público de este tipo supone una oportunidad no solo para ellos/as sino también para sus familias. Pero me voy a centrar en la otra faceta de la misma situación.

Como sabemos casi todos/as, cuando se realiza un sondeo para buscar candidatos/as para una oferta de empleo desde el sistema público (hablo del sistema público andaluz que es el que conozco), los primeros que aparecen (por defecto) son los que llevan más tiempo inscritos en la oficina de empleo, es decir, los de mayor antigüedad. Pero ¿realmente son estos los que llevan más tiempo sin trabajar? ¿son estos los que diariamente se forman y se informan para poder acceder al tan ansiado empleo?.

A lo largo de mi experiencia profesional he escuchado en múltiples ocasiones frases como estas:

Si me llaman sólo para trabajar dos días no voy porque pierdo la antigüedad.

Trabajaré, pero sin contrato, no quiero perder la antigüedad.

Me han llamado para trabajar una semana y he dicho que no porque pronto van a llamar del ayuntamiento y ahí salen los que tienen más antigüedad.

Me he quedado fuera de la oferta porque al trabajar el fin de semana perdí la antigüedad.

…………….

¿No se fomenta de forma indirecta la economía sumergida?

¿No se transmite desde el sistema público de empleo la idea de que la antigüedad en la demanda es lo más importante, incluso por encima de la realización de acciones que mejoren nuestra búsqueda de empleo y aumenten nuestro nivel de empleabilidad?

Entiendo que es necesario establecer un criterio, pero no creo que el de la antigüedad en la demanda sea el más justo.

¿No se podría establecer un criterio que premiara, no la pasividad de estar inscrito en una oficina de empleo, sino la actividad del buscardor /a de empleo?. Es decir, un criterio que premiara al desempleado que realizara acciones de cara mejorar sus opciones de acceder a un empleo, una persona que se forma, que se adapta a las nuevas formas de búsqueda de empleo, que busca asesoramiento de cara a mejorar su nivel de empleabilidad….Se que esto no es fácil, pero tampoco es justo el criterio de antigüedad utilizado actualmente.

¿Cuál es vuestra opinión al respecto?

Sobre la Autora

Lourdes Díez Fajardo Psicóloga, Orientadora Laboral, Formadora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>